Contenido & Estrategia

- El blog de Connext sobre Marketing B2B -

6_pasos_optimizar.png

Content Marketing, Inbound Marketing

6 pasos para optimizar cualquier contenido a la perfección

15/10/2015

Pero ¿qué significa exactamente “optimizar contenido”, y cuál es el secreto para conseguirlo? El columnista Neil Patel nos lo revela.

Cuando la gente habla sobre “optimizar contenido”, suelen pensar en tareas técnicas que requieren las mejores prácticas de posicionamiento SEO y relevantes keywords.

En el actual mundo digital donde el contenido es el rey, hay otros factores que son mucho más influyentes a la hora de optimizar contenido. De hecho, optimizar contenido es menos una cuestión de presencia de keywords o metadata y más una cuestión de confianza, propósitos, calidad y autoridad.

1. Construir confianza

Probablemente has oído muchas referencias respecto a que el “contenido es el rey”. Pues bien, vamos un poco más lejos y nos centramos en una poderosa verdad: “la confianza es el rey (o la reina)”. Esto no significa que la confianza sustituya al contenido, de hecho sólo puedes elaborar contenido de confianza. Por eso mismo, tienes razón si aún afirmas que el “rey es el contenido”, pero siempre que éste genere confianza.

TUITÉALO: El “rey es el #contenido”, pero siempre que éste genere confianza. La #confianza es la única manera de conseguir conversiones y ventas.


La confianza es la única manera de conseguir conversiones y ventas, pero ¿cómo construyo confianza a través del contenido?

Usando las palabras adecuadas. Éstas pasan por los conectores del tipo: “de acuerdo con”, “como resultado”, “causado por”, “consecuentemente”, etc. hasta palabras más específicas del tipo: “auténtico”, “best-selling”, “certificado”, “cancelar en cualquier momento”, “sin riesgo”; “resultados”, “prueba antes de comprar”, “verifica”… entre otras muchas.
Las palabras construyen confianza y éstas son las que funcionan.

Siendo objetivo. El contenido objetivo está escrito de forma no agresiva, sino equilibrada y objetiva.
Tal y como indica MarketingProfs, “la mayoría de los consumidores (74%) asegura que, en general, confía en el material de un negocio siempre que parezca objetivo y no trate explícitamente de vender un producto o servicio”.

La cuestión va de generar intenciones. Si un usuario tiene la intención de compra, por ejemplo si realiza una consulta transaccional, es porque está esperando a que se le venda un producto o servicio. No proporcionar una llamada a la acción, en este caso, puede ser frustrante.

Construye confianza con contenido generado por el usuario. Muchos consumidores sólo confían en el contenido si ha sido creado por otros usuarios.
Amplifica tus esfuerzos en el marketing de contenidos a través de este tipo de marketing obtenido en revistas, foros, comentarios, feedback, casos de estudio, discusión social, etc.

Construye confianza compartiendo investigación, métricas y casos de estudio. Una de las mejores fuentes de confianza es el conocimiento. Confiamos en las personas que poseen conocimiento y sabiduría: profesores, autores, investigadores, etc.

¿Cómo confirmas tu conocimiento? Simplemente produciendo hechos –investigación, cifras, estadísticas, casos de estudio, etc.- Si tu contenido está bien fundamentado y dispone de buena información y datos, la gente confía en él.

2. Participa de las intenciones

Vivimos en un mundo online en el que los usuarios saben lo que están buscando y los motores de búsqueda lo están haciendo mucho mejor al satisfacer sus propósitos con los resultados que ofrecen. ¿Pero en qué parte de esto entra tu marca? Tu web y tu presencia online necesita alinearse con los propósitos del público objetivo y este debe ser tu foco.

¿Cómo creas contenido que encaje con las intenciones del usuario? Lo haces identificando las preguntas o dudas de los usuarios y creando contenido que las pueda resolver o pueda interesarles.
El contenido debe dirigirse a la intención del usuario. Los usuarios quieren lo que quieren, y tu contenido necesita emitirlo o se marcharán.

3. Crea calidad

Seguro que estás cansado de oírlo. Bien, cansado o no, debemos insistir en ello. Te ofrecemos 7 elementos que son cruciales para producir contenido de calidad:
1. Utiliza la gramática adecuada.
2. Asegúrate de corregir la ortografía. Los errores de este tipo generan desconfianza.
3. Haz uso del formato. Divide tu contenido en trozos explorables y utiliza viñetas cuando sea apropiado.
4. Sé legible. Mantén un tono de conversación relajado.
5. Sé claro. Transmite tus ideas lo más contundente y objetivamente posible. Lo que quieres decir no debe ser una adivinanza para los lectores.
La calidad del contenido importa. Si no estás produciendo contenido de calidad, decepcionarás a tus lectores y perderás su confianza.

TUITÉALO: La calidad del #contenido importa. Si no estás produciendo contenido de calidad, decepcionarás a tus lectores y perderás su confianza.


4. Establece contenido de autoridad

Es probablemente el paso más duro de la lista. Todo el mundo quiere ser considerado un referente, pero no es tan fácil conseguirlo.

Uno de los mayores obstáculos a la hora de construir autoridad es que es difícil definir exactamente que es “autoridad”. Muchos de nosotros reconocemos un artículo referente cuando lo leemos, pero no somos claros acerca de las características específicas que contienen.

Conseguir autoridad toma tiempo. No consigues autoridad después de un par de artículos muy bien escritos, sino que debes producir un par de cientos de maravillosos artículos.

Por otra parte, debes elaborar, de forma deliberada, un contenido de marketing con esfuerzo que implique profundidad y amplitud:
Profundidad: artículos detallados y profundos.
Amplitud: conseguir ser blog invitado de otros sitios web de gran autoridad.

Después de un tiempo, tu estatus en tanto que redactor de contenidos va a crecer. Sé paciente.

Establecer autoridad requiere autores referentes. Para conseguirlo, debes ser una figura referente en tu campo.
Establecer autoridad significa citar fuentes con autoridad, y esto no se limita a citar simplemente sus opiniones. Esto transmite credibilidad y confianza, e implica, a su vez, ser conocedor de otras páginas web o periódicos de la industria que puedan aportarte fuentes.

5. Produce llamadas a la acción

El objetivo de todo contenido es conseguir conversiones.
Un contenido perfectamente optimizado está orientado a la acción. Cada pieza del contenido ayuda al usuario a saber cuál es el siguiente paso. Optimizar el contenido no es el final, sino que sirve a un propósito más alto.

Con el objetivo de crear este propósito, debes invitar a los usuarios a hacer conversiones. Aquí van algunas maneras de conseguirlo:

- Proporciona llamadas a la acción en el mismo contenido del texto.
- Utiliza un pop-up para animar las conversiones.
- Posiciona las llamadas a la acción en el sidebar de tu blog.
- Utiliza una cabecera para las llamadas a la acción que solicite conversiones.

Optimizar el contenido significa que estás cada vez más cerca de tu meta, y la única forma de conseguir tu objetivo de forma cuantitativa es ganando conversiones.

TUITÉALO: Optimizar el contenido significa que estás cada vez más cerca de tu meta: ganar conversiones.


6. Optimiza engagement con contenido visual

Introducir imágenes o vídeos es extremadamente importante tanto para el engagement como para las decisiones de compra:

- Los artículos con imágenes consiguen más del 94% de las visitas totales.
- Lanzamientos en prensa con foto/vídeo consiguen más del 45% de las visitas.
- El 67% de los consumidores afirma que la calidad de la imagen es “muy importante” a la hora de seleccionar y comprar un producto.

Cuando incorpores material visual en tu contenido, asegúrate de lo siguiente:

• Tus imágenes y vídeos son coherentes con tu contenido.
• El material visual añade valor real a tu contenido.
• Los efectos visuales no aumentan el tiempo de carga, mientras que sí que mantienen la calidad.
• Las imágenes son óptimas para los motores de búsqueda y las acciones de compartir contenido en las redes sociales.

¿Recuerdas la “escritura SEO”? Se solía utilizar tiempo atrás. Para conseguir “contenido optimizado” debías contratar un escritor por tantos euros el artículo y dejar que escribiera textos con una densidad de palabras clave concreta.

Pero esto ya ha pasado. La optimización es totalmente diferente hoy en día.

La optimización de contenido ahora se centra en la experiencia de contenido que se focaliza en el usuario. ¿Qué ha pasado con las keywords, entonces? Se utilizan, pero no debes preocuparte en exceso por ellas.

Crea contenido con energía y pasión, y la cuestión técnica vendrá por sí sola.

 

Imagen: Freepik

Inbound-marketing-guia-gratuita

¡Bienvenido!

¿Quieres saber más sobre Inbound Marketing?

¡Estás en el lugar perfecto! Este es el blog de CONNEXT; en él encontrarás nuestros últimos artículos sobre cómo obtener resultados en tu estrategia B2B a través de una Web optimizada y una eficaz estrategia de Inbound Marketing

¡Nos leemos!

 


 

¡No te pierdas ni un artículo!

 


 

 


New Call-to-action

 

 


 

¡Síguenos!

Suscríbete a nuestro Newsletter