Contenido & Estrategia

- El blog de Connext sobre Marketing B2B -

como_hacer_eficiente_v2.png

Content Marketing

Cómo hacer eficiente una estrategia de Marketing de Contenidos

15/10/2015

Aún son muchos los profesionales del Marketing y las empresas que desconocen en qué consiste una buena estrategia de contenidos. Lanzar una gran cantidad de información sin focalizarnos en lo que queremos conseguir con ello, no hará más que provocar distracciones.

Así pues, son dos los puntos de partida que marcarán la diferencia. En primer lugar, documentar detenidamente el contenido de nuestra estrategia de marketing para, a continuación, seguirlo de cerca. Es decir, no se trata sólo de conseguir la información, sino que cabe elaborar una estrategia y mantenerse actualizado de forma permanente.

Además de mantener los objetivos de la empresa como foco central de la estrategia de contenidos, es importante ser flexibles y estar dispuestos a abrirnos a nuevas ideas y campos. Eso sí, hay claves que necesitaremos convertir en una constante si queremos tener éxito:

1. Fijar nuestros objetivos y misiones

Cuando construimos nuestra estrategia de contenido es importante identificar los objetivos y las misiones de ésta. Estos dos puntos de partida cambiarán muy poco.

¿Qué entendemos por objetivos? Es esencial comprender que no debemos crear contenido sólo por el mero hecho de rellenar, sino que debemos preguntarnos acerca del impacto que queremos provocar con él:

• ¿Necesitamos crear constancia de nuestra marca?
• ¿Construir una lista de e-mails?
• ¿Nutrir de perspectivas el recorrido de los potenciales clientes?
• ¿Conseguir conversiones?
• ¿Fidelizar clientes y/o aumentar sus ventas?

¿Qué entendemos por misión? En este caso se trata de establecer consideraciones del tipo a quién pretendemos ayudar, qué queremos ofrecerle y cómo nuestra audiencia se va a beneficiar.

Cuanto más específicos podamos ser al respecto, mucho mejor. Pensar que nuestro producto o servicio puede “servir a todo el mundo” es un gran error. Lo más inteligente es focalizarnos en aquélla audiencia a la que más podemos beneficiar y averiguar cuál es el contenido que realmente necesita.

Esta base debe convertirse en nuestra guía cada vez que elaboremos una nueva pieza de contenido logrando que se inserte de manera coherente en el conjunto global. Sin estrategia, carecemos de propósitos conductores y de perspectiva.

2. Revisitar (y posiblemente revisar) de manera regular

Al igual que es importante fijar una “línea editorial”, la revisión periódica de otros aspectos en la estrategia de contenidos también es de vital importancia:

Nuestro plan para cada canal

Un plan que cubra para qué canales debemos crear contenido y qué compartiremos o haremos en cada uno de ellos –asumiendo que para cada uno es adecuada una estrategia determinada-. Cuanto más aprendamos sobre el tipo de contenido que encaja mejor en cada canal, más eficiente y efectivo será nuestro trabajo de comunicación.

Cuándo revisarlo: aunque, en general, sabemos de antemano qué contenido se adapta mejor a cada canal (por ejemplo, en el caso de Facebook es más adecuado el contenido basado en los intereses de la audiencia, mientras que la red LinkedIn difunde información basada en las empresas y los profesionales), la forma de compartir es muy flexible. Además, si utilizamos algún tipo de promoción de pago en nuestras redes sociales, es importante revisitar dicha sección de nuestro plan para conocer en qué punto de las tendencias mediáticas y de consumo nos situamos.

Tópicos

Los tópicos y temas clave que cubriremos deben ser parte de nuestra estrategia de marketing de contenidos, porque no sólo servirán como pilares de nuestro “editorial”, sino que también son útiles para organizar el contenido, que será localizado de forma más fácil. Y, además, son clave para nuestra estrategia de conservación interna.
También es interesante hacer una revisión de todo lo que englobe cada tópico para ver si es un tema que todavía sigue en auge entre nuestra audiencia o no.

Cuándo revisarlos: si estamos empezando con nuestra estrategia de contenidos, lo recomendable es hacer una evaluación trimestral de los tópicos, lo que nos dará un margen para conseguir atracción a nuestro contenido y fijar unas pautas para futuros esfuerzos. En el caso de que nuestra estrategia esté más establecida y fijada, lo recomendable sería una revisión de entre seis meses a un año.

Proceso

Es importante documentar quién será el responsable de cada aspecto del programa. Puede ser algo tan simple como delinear roles generales o puede tratarse más bien de una guía de asignación de tareas. Lo importante es que cada uno entienda lo que necesita hacer.

Cuándo revisarlo: cada vez que los miembros del equipo cambien, por supuesto. Sin embargo, incluso si no ha habido reestructuración de personal, es aconsejable revisar el proceso al menos dos veces al año y cuando sea conveniente para ganar en eficiencia.

3. Cómo conseguir el máximo rendimiento de nuestro marketing de contenidos

En definitiva, se trata de encontrar el justo equilibrio entre la estructura y la flexibilidad:

• Revisar y definir las constantes en nuestro plan.
• Identificar qué secciones de nuestra estrategia pueden ser mejoradas con el tiempo e ir estableciendo revisiones regulares.

Imagen: Freepik

Inbound-marketing-guia-gratuita

¡Bienvenido!

¿Quieres saber más sobre Inbound Marketing?

¡Estás en el lugar perfecto! Este es el blog de CONNEXT; en él encontrarás nuestros últimos artículos sobre cómo obtener resultados en tu estrategia B2B a través de una Web optimizada y una eficaz estrategia de Inbound Marketing

¡Nos leemos!

 


 

¡No te pierdas ni un artículo!

 


 

 


New Call-to-action

 

 


 

¡Síguenos!

Suscríbete a nuestro Newsletter